SINGAPUR: HONEY MOON DIARY

8 de octubre de 2015

Bueno ya estamos de vuelta del gran viaje de nuestras vidas ;) y aún estamos intentando asimilar todo este maravilloso mes, del que no queremos olvidar ni un solo detalle.
La verdad es que la boda fue preciosa y maravillosa, y en cuanto tengamos las fotos de la mejor fotógrafa que se pueda tener el día de tu boda, Lorena San José, os iré enseñando y contando mil y un detalle de el mejor día de nuestras vida.
Pero hasta que tengamos las fotos, en estos próximos posts, os iré detallando los mejores lugares y planes para cada una de las ciudades que hemos tenido la suerte de conocer en nuestra luna de miel.

Nuestro viaje empieza el lunes 14 de septiembre con rumbo a Singapur, la primera parada de la luna de miel. Un ciudad que me flipó y que, de verdad, recomiendo ir a visitar.

Para esta primera parada en Singapur no dudamos ni un segundo en quedarnos en el hotel Marina Bay Sands. El hotel de las tres torres unidas por una piscina infinita, y que aparece en millones de fotos en las guías de turismo. La luna de miel es una vez en la vida y estos caprichos hay que dárselos ;)















Después de un viaje de un millón de horas... estábamos deseando llegar a Singapur y estar en la habitación para darnos una ducha, pero cuando abrimos la puerta de la habitación y vimos las vistas nos quedamos ensimismados y nuestra frase fue: "Madre mía, qué pasada". Estábamos en una planta 45!!! y la ventana parecía un foto gigante.


 Una vez listos salimos de la habitación, cogimos el ascensor y bajamos las 45 plantas en unos 20 segundos para conocer la bahía que estaba alrededor del hotel. Tuvimos la suerte de que en dos días se celebraba la F1 y la ciudad se iba transformando por momentos, por lo que vimos una ciudad llena de magia.  Recorrimos las calles durante toda la tarde, con alguna que otra parada, y terminamos cenando en el mercado "Talok Ayer Market", un mercado tipo el de San Miguel en Madrid, pero con comidas típicas de allí  ¡¡¡estaba todo RIQUÍSIMO!!! 





En nuestro segundo día, por la mañana decidimos ir a conocer China Town donde compramos algún souvenir y comimos en una zona llena de pequeños restaurantes y mil opciones de comida exquisita. Nada más terminar de comer, pusimos rumbo al hotel para pasar la tarde en la piscina infinita más alta del mundo. La verdad es que fue una experiencia alucinante que me encantaría volver a repetir, sientes que tienes toda la ciudad para ti. 






 



Para terminar el día subimos a cenar al Sky on 57 unos de los tres restaurantes que hay en el hotel, que tiene mucha fama y la verdad es que no salimos muy contentos, no lo recomiendo. Lo que sí nos encantó fue el bar/restaurante CÉ LA VI del mismo hotel, donde pudimos disfrutar de un cóctel con unas vistas geniales. Y prontito a dormir, que al día siguiente teníamos que levantarnos a las 3:30 am para coger un vuelo con nuestro próximo destino...

#BespiYChalyst

2 comentarios:

  1. Geniales las fotos vaya sitio increible!! Sigue contándonos más!

    ResponderEliminar
  2. Qúe pasada de fotos y de viaje!!! Me encaanta, estoy deseando ver más fotos y saber más detalles del viaje!!

    Pásate por mi nuevo post, a ver qué te parece:
    http://iampopi.com/vogue-like-a-painting/

    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...